Poblaciones costeras en la prehistoria

La desembocadura del río San José ha sido un lugar apto para el desarrollo humano, proporcionando fuentes de agua dulce, y acceso a la recolección y caza de especies marinas y terrestres.

Por medio de los trabajos de rescate arqueológico, en el año 2014 se constató la presencia de un conchal prehispánico. Este sitio arqueológico corresponde a un campamento habitado por familias nucleares, que desarrollaron actividades como la recolección de moluscos, la pesca de orilla y de profundidad, además de la caza de animales marinos y terrestres.

Estos grupos se emplazaron en una terraza fluvial del río San José entre los siglos XII y XVI. Sus herramientas tecnológicas para la subsistencia eran fabricadas en piedra, a partir de las cuales crearon cuchillos, percutores, desconchadores, entre otros. Paralelamente, también creaban piezas de cerámica, algunas con hermosos diseños, las que eran utilizadas como contenedores.

La guerra del Pacífico

Tsunami de 1868

Arica en momentos industriales

Reflexiones